¿Bale o Isco? La gran duda de Zidane

¿Uno u otro?

 

Es el gran debate sobre la final del sábado y el secreto mejor guardado por Zinedine Zidane, el entrenador del Real Madrid, quien deberá decidir si juega Gareth Bale el partido que lleva soñando toda su vida o si apuesta por Isco, una de las grandes sensaciones del equipo blanco esta temporada.

“Me dijo que le apetecía jugar”, manifestó Zidane después de ese partido, en el que Bale reaparecía después de una lesión muscular para volver a recaer. No terminó la primera parte y tuvo que retirarse. Desde entonces no ha vuelto a disputar ni un minuto.

Aquella frase del técnico francés tuvo recorrido y alimentó las dudas sobre la influencia de las grandes estrellas en las alineaciones. También se retomó aquella vieja especulación que habla del poder que ejerce Florentino Pérez sobre los entrenadores.

Bale confirmó el miércoles que está “fenomenal” físicamente después de completar duras sesiones dobles de recuperación y varios entrenamientos con el grupo. Pero también reconoció que le falta ritmo de competición.

“Obviamente no estoy al cien por cien todavía. Si el entrenador piensa que puedo ser un problema, habrá que verlo. Si tengo que salir desde el banquillo como revulsivo lo haré”, declaró.

Fue todo un ejercicio de honestidad y una ayuda -no se sabe si voluntaria o involuntaria- para Zidane. Una manera deportiva de quitarle presión externa para decidir. Ahora le corresponde al francés tomar la última y trascendente decisión de la temporada.

 

 

 

 

Fotos: @realmadrid

         

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *